on-phone-in-bed

Duerma bien por la noche. Al igual que comer bien y mantenerse físicamente activo, dormir lo suficiente por las noches es vital para su bienestar. A continuación, le ofrecemos 10 sugerencias que pueden ayudarlo:

Trate de acostarse y levantarse todos los días a la misma hora
Procure dejar un tiempo de “tranquilidad” antes de acostarse a dormir. Tome unos 15 a 20 minutos para ir pasando del ambiente de actividad a uno de tranquilidad, bajando la intensidad de la luz, apagando televisor etc. Ocupe ese tiempo en relajarse o realizar sus rutinas de higiene en el baño.
Reserve el dormitorio sólo para dormir y para la actividad sexual. No lo use como sala de estar.
Procure crear un ambiente silencioso, oscuro y con temperatura agradable en su dormitorio, manteniéndolo fresco y bien ventilado.
Evite situaciones de actividad (trabajo, planes para el día siguiente, ejercicio físico intenso etc.), en las horas próximas a dormir.
Apague los aparatos electrónicos (computador, tablets, teléfonos y TV) temprano, idealmente 1 hora antes de acostarse.
Evite los alimentos que contienen cafeína (café, bebidas energéticas, té, cacao), el alcohol y el cigarro en las horas 3 horas previas a acostarse
Evite las cenas abundantes, ricas en grasas y excesivamente condimentadas, y los alimentos que le producen algún tipo indigestión o pesadez estomacal.
Regule la ingesta de líquidos en las horas previas a acostarse, de modo de no necesitar levantarse al baño o a tomar agua en la mitad de la noche