suenobg

Para Rendir: Necesitamos dormir para pensar con claridad, reaccionar con rapidez y crear recuerdos. De hecho, las rutas del cerebro que nos ayudan a aprender y recordar están muy activas mientras dormimos. Los estudios demuestran que las personas que aprenden tareas desafiantes mentalmente alcanzan mejores resultados después de dormir lo suficiente. Otra investigación sugiere que dormir es necesario para resolver problemas en forma creativa. Escatimar sueño tiene su precio. Reducir tan solo 1 hora de sueño puede hacer que sea difícil concentrarse al día siguiente y que su tiempo de respuesta sea más lento. Los estudios también demuestran que, debido a la falta de sueño, hay más probabilidades de que usted tome decisiones incorrectas y asuma riesgos innecesarios. Esto puede resultar en un rendimiento deficiente en el trabajo o la escuela, y un mayor riesgo de sufrir un accidente automovilístico.

Para tener un buen estado de ánimo: El sueño afecta el estado de ánimo. La falta de sueño puede provocar irritabilidad y esto afectará el comportamiento y las dificultades en las relaciones, especialmente en los niños y adolescentes. Además, las personas con falta de sueño crónica tienen más probabilidades de sufrir depresión.

Para tener una buena salud: Dormir también es importante para tener un buen estado de salud. Los estudios demuestran que no dormir lo suficiente o tener una mala calidad de sueño de manera constante aumenta el riesgo de tener presión arterial alta, enfermedad cardíaca y otras condiciones médicas. Además, durante el sueño, su cuerpo produce hormonas valiosas. Durante el sueño profundo, se desencadena una mayor liberación de la hormona del crecimiento, lo que contribuye al crecimiento de los niños y aumenta la masa muscular y la reparación de células y tejidos en los niños y adultos. Existe otro tipo de hormona que aumenta durante el sueño y ayuda al sistema inmunológico a combatir varias infecciones. Esto puede explicar por qué dormir bien por las noches lo ayuda a evitar que se enferme y a recuperarse cuando está enfermo. Las hormonas que se liberan durante el sueño también controlan la manera en que el cuerpo utiliza la energía. Los estudios indican que, mientras menos duerme una persona, mayor es la probabilidad de que aumente de peso o sufra obesidad, desarrolle diabetes y prefiera comer alimentos con alto contenido de calorías y carbohidratos