salud-se-hace-humo-tabaquismo

Fumar es la principal causa prevenible de enfermedad, discapacidad y muerte. Este hábito mata a más de cinco millones de personas anualmente. De ellas, 15.000 son chilenos.

Fumar o exponerse al humo, provoca enfermedades crónicas como cánceres, cardiopatías, afecciones respiratorias y materno-infantiles. El humo de fumadores activos y pasivos ocasiona daño acumulativo; estimándose que la mitad de los fumadores morirá prematuramente, perdiendo diez años de vida en promedio.

En las mujeres

Las embarazadas expuestas al humo, igual que las que fuman, pueden experimentar problemas en su embarazo, como desprendimiento de la placenta, parto prematuro, tener hijos de bajo peso de nacimiento, muerte súbita, alteraciones neurocognitivas y defectos palatinos, entre otros.

En Chile

Tenemos alarmantes estadísticas nacionales: un 41% de los adultos chilenos fuma actualmente.

Lamentablemente también llevamos la delantera en este hábito en los niños: 42% de los escolares chilenos declara fumar, iniciándose a los 12 años, contra el promedio mundial de 16 años.

Prohibir fumar en lugares públicos nos protege de sufrir involuntariamente las consecuencias del tabaco y disminuye la percepción el tabaquismo como una conducta normal.

Consejos para dejar de fumar:

  • Infórmate y toma conciencia de las consecuencias.
  • Identifica qué gatilla el deseo (reuniones sociales, café, alcohol, post-comidas, estrés, aburrimiento, entre otros).
  • Busca alternativas para eludir ese deseo.
  • Comprométete contigo, desechando las excusas.
  • Temporalmente, evita contacto con fumadores.
  • Mantente activo. Te relajarás, controlarás y mejorarás tu peso.
  • Mantén una dieta balanceada, bebe abundante agua y evita comer por ansiedad.
  • Abstenerse provoca algunas molestias, pero desaparecen antes de un mes.