noticias-educacion-infantil-01

Animar a sus hijos para que coman bien, hagan ejercicio y limiten el tiempo que pasan delante de las pantallas quizá no sea suficiente para infundirles unos hábitos saludables. También se debe educar con el ejemplo, sugirieron los investigadores.

“Aunque cualquier respaldo que puedan dar los padres es bueno, descubrimos que los niños tenían más probabilidades de cumplir con las directrices si los padres les apoyaban de forma activa y comprometida”, dijo la autora del estudio, la Dra. Heather Manson.

Eso significa llevar a su hijo al parque a jugar, tener disponibles opciones de alimentación saludable y restringir el tiempo delante de las pantallas, señaló Manson, jefa de promoción de la salud y prevención de enfermedades crónicas y lesiones de Public Health Ontario, en Canadá.

Para este nuevo estudio, los investigadores realizaron una encuesta telefónica de más de 3,200 padres con al menos un hijo menor de 18 años en Ontario. Se preguntó a los padres por las conductas relacionadas con las directrices nacionales de actividad física, alimentación saludable y el tiempo adecuado delante de la televisión/pantallas.

En Canadá, se aconseja que los niños y adolescentes de 5 a 17 años hagan al menos 60 minutos de actividad física de moderada a intensa al día. En función de la edad y el sexo, las directrices recomiendan comer de 4 a 8 porciones de fruta y verdura al día. Con respecto al tiempo recreativo delante de las pantallas, la recomendación es dos horas como máximo.

Los investigadores hallaron que los padres que llevaban a sus hijos a lugares en los que podían ser físicamente activos, como los parques infantiles y los programas deportivos, tenían el doble de probabilidades de afirmar que sus hijos cumplían con las directrices de ejercicio que los que no.

Además, los padres que ofrecían frutas y verduras crudas entre las comidas tenían casi 5 veces más probabilidades de afirmar que sus hijos cumplían con las directrices de nutrición, según el estudio.

Insistir en las comidas familiares y en ver menos televisión también fue de ayuda.

Claro es que todas estas cosas requieren algo de esfuerzo por parte de los padres, pero los resultados merecen la pena!!!

María José Mackenna
 
Escrito por:
María José Mackenna