noticias-manejo-estres

Si tienes una enfermedad al corazón, probablemente tienes claro que debes mantener tu presión arterial y glicemia controlada, mantenerte en un peso adecuado, realizar ejercicio y no fumar. Sin embargo, lo que quizás no sabías es que una buena calidad de sueño y controlar el estrés, también puede ofrecerte verdaderos beneficios para tu corazón. Estudios han mostrados que dormir menos de lo requerido y sufrir de apnea del sueño, (una causa común de ronquidos, en que la persona interrumpe su respiración por algunos segundos mientras duerme, lo que la lleva a “microdespertares” varias veces durante la noche), son factores que están asociados a un aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular.

Por otro lado, existe creciente evidencia científica de que los factores psicológicos pueden contribuir a un evento cardiovascular. Factores como depresión, ansiedad, rabia, y aislamiento social aumentan el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Y peor aún, estos factores muchas veces se asocian unos con otros: por ejemplo, el estrés lleva a ansiedad, la depresión lleva al aislamiento social, y así sucesivamente. También está cada vez está más claro que reducir el nivel de estrés, o aprender a manejarlo puede reducir el riesgo cardiovascular. No se sabe exactamente las razones para esto, pero estudios indican que el estrés permanente en el tiempo contribuye biológicamente a factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión y el desarrollo de placas de colesterol que obstruyen las arterias. También existe evidencia de que el estrés crónico altera la calidad del sueño, contribuye a alimentarse peor y a dificultar el dejar de fumar y la realización de actividad física, todos factores que aumentan el riesgo cardiovascular.

Afortunadamente, puedes aprender maneras más saludables de responder al estrés que pueden ayudar a tu corazón y a mejorar tu calidad de vida. Éstas incluyen ejercicios de relajación (respirar profundamente, imaginería guiada), actividad física (caminar, yoga, andar en bicicleta), y mantenerse siempre conectado con la familia, amigos y compañeros de trabajo, para pasar buenos momentos con ellos.

María José Mackenna
 
Escrito por:
María José Mackenna