noticias-testosterona

Los suplementos de testosterona y los esteroides anabólicos-androgénicos (EAA) relacionados pueden provocar ataques cardiacos, cambios en la personalidad y esterilidad, y abusar de ellos es fácil, advierte la FDA de EE. UU.

La FDA dijo el lunes que revisará las etiquetas de todos los productos recetados de testosterona, que están aprobados para tratar a los hombres con una testosterona baja debido a ciertas afecciones médicas.

Actualmente, millones de hombres estadounidenses usan pastillas, geles o inyecciones de testosterona con la esperanza de mejorar su salud física o libido.

Los esteroides anabólicos son variaciones sintéticas de la testosterona y se recetan legalmente para tratar afecciones como los retrasos en la pubertad y enfermedades que provocan pérdida muscular, como el cáncer y el SIDA.

Pero “adultos y adolescentes, incluyendo deportistas y fisiculturistas, abusan de la testosterona y de los EAA”, según un comunicado de prensa de la FDA.

“El abuso de la testosterona, por lo general en dosis más altas de las que normalmente se describen y usualmente junto con otros EAA, se asocia con graves riesgos a la salud que afectan al corazón, el cerebro, el hígado, la salud mental y el sistema endocrino”, añadió la FDA.

Según la agencia, “los resultados adversos graves reportados incluyen el ataque cardiaco, la insuficiencia cardiaca, el accidente cerebrovascular, la depresión, la hostilidad, la agresividad, la toxicidad del hígado y la esterilidad masculina. Los individuos que abusan de dosis altas de testosterona también han reportado síntomas de abstinencia, como depresión, fatiga, irritabilidad, pérdida del apetito, una reducción de la libido e insomnio”.